Úlcera Péptica


La úlcera péptica afecta al estómago y/o al duodeno, suele manifestarse con dolor en el abdomen, sensación de hambre dolorosa.

 

¿Qué es una úlcera péptica?

Una úlcera péptica se considera que es una pérdida de la continuidad de la mucosa que recubre el tubo digestivo que se presenta en el estómago o en el duodeno. Es decir, como si se hiciera un agujero que no está completamente atravesando todo el grosor de la pared del estómago o intestino. Este padecimiento debe de ser diagnosticado y tratado por un gastroenterólogo certificado.

Las úlceras pueden afectar a cualquiera persona y edad, sin embargo, la gente mayor está más susceptible a padecerla. Existen factores de riesgo para presentar este problema: Aquellos que toman analgésicos – antiinflamatorios no esteroideos, anticoagulantes, derivados de la cortisona, múltiples medicamentos, o por una infección causada por la bacteria helicobacter pylori. Esta bacteria es capaz de vivir en el estómago a pesar del ácido del mismo y causa inflamación y eventualmente puede causar ulceración. Otros de los factores de riesgo son el consumo de alcohol y tabaco.

Síntomas

Los principales síntomas que manifiesta un paciente son:

  • Dolor en la parte alta del abdomen
  • Sensación de hambre dolorosa y/o vació
  • Falta de hambre
  • Sangrado que se manifiesta como vómito, evacuaciones negras o anemia

Para detectar una úlcera péptica se debe realizar una endoscopia de tubo digestivo, este estudio es bastante seguro y tiene pocas contraindicaciones. A través de este se determinará el diagnóstico especifico, la localización y características de la úlcera. El tratamiento dependerá del estado de la úlcera, si es un caso leve se trata farmacológicamente y con dieta. En la dieta se recomienda evitar todo tipo de irritantes como salsas, alcohol, café y todo tipo de chiles.

Complicaciones

La úlcera se puede complicar con una hemorragia, o bien con una perforación completa de la pared del tubo digestivo. Cuando hay sangrado, este se puede detener por múltiples métodos endoscópicos.

Lo ideal es aplicar la medicina preventiva en estos casos, reconociendo los factores de riesgo y acudiendo al médico cuando exista sintomatología para evitar que se presenten las complicaciones.

Si existe la presencia del helicobacter pylori el paciente deberá, además, recibir un tratamiento antibiótico para erradicarlo.

Uncategorized

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Desea agendar una cita?
Hola,
Escríbanos para agendar una cita
Powered by