Prótesis rectales

Prótesis rectales

Las prótesis metálicas autoexpandibles están formadas por una malla cilíndrica de metal cortada por láser que ejerce su fuerza autoexpansiva hasta llegar a su diámetro máximo, cuando se liberan de un dispositivo donde están comprimidas, con el fin de recuperar la luz intestinal de un área estenosada (obstrucción benigna o maligna).

Tenemos prótesis, en una variedad de longitudes y diámetros o con extremos (copa) más anchos para facilitar el anclaje de la prótesis y evitar la migración. Hay prótesis no-cubiertas y prótesis cubiertas (total o parcialmente) en las que los espacios de la malla metálica están cubiertos por una membrana de silicona. La elección de la prótesis depende de la localización, naturaleza y extensión de la lesión.

En general, existen dos métodos para la colocación de las prótesis:

  • La prótesis se introduce a través del canal de trabajo, por medio de una guía que atraviesa la estenosis, desplegándose mediante visión endoscópica directa.
  • La prótesis se coloca a través de la guía, sin pasar por el canal de trabajo. Esta se coloca endoscópicamente, retirando posteriormente el endoscopio (dejando el sobretubo en caso de utilizar un enteroscopio). Las prótesis se introducen a través de la guía controlando el despliegue mediante fluoroscopia o bajo control directo con el endoscopio en paralelo en caso de estenosis accesibles.
Abrir chat
1
¿Desea agendar una cita?
Hola,
Escríbanos para agendar una cita
Powered by